¿Para qué sirve el archivo ads.txt?

¿Para qué sirve el archivo ads.txt?

ads.txt (Authorized Digital Sellers) es una iniciativa del Interactive Advertising Bureau que a través de un archivo (ads.txt en el directorio raíz del dominio) enumera todas las empresas autorizadas para vender publicidad online en esa web. Esto está diseñado para permitir a los compradores online comprobar la validez de los vendedores de publicidad online con el fin de prevenir el fraude en Internet.

 
 

Si quieres ver un ejemplo de archivo ads.txt puedes echarle un vistazo al de EL MUNDOEL PAÍS o 20MINUTOS. Este es el principio del archivo ads.txt de El País (tiene un total de 187 líneas y está actualizado a 6 de septiembre de 2018):

¿Qué es el proyecto ads.txt?

La misión del proyecto ads.txt es simple: Aumentar la transparencia en el ecosistema de publicidad programática. Ads.txt son las siglas de Authorized Digital Sellers (Vendedores Digitales Autorizados) y es un método simple, flexible y seguro que los editores y distribuidores pueden utilizar para declarar públicamente las empresas que autorizan a vender su inventario digital.

Al crear un registro público de Vendedores Digitales Autorizados, ads.txt creará una mayor transparencia en la cadena de suministro del inventario y dará a los editores control sobre su inventario en el mercado, dificultando que los malos actores se beneficien de la venta de inventario falsificado en todo el ecosistema. A medida que los editores adopten ads.txt, los compradores podrán identificar más fácilmente a los Vendedores Digitales Autorizados de un editor participante, lo que permitirá a las marcas tener la confianza de que están comprando un auténtico inventario del editor.

El proyecto ads.txt es una iniciativa del Interactive Advertising Bureau.

¿Qué problema soluciona ads.txt?

El proyecto ads.txt tiene como objetivo prevenir varios tipos de inventario de falsificaciones en todo el ecosistema mediante la mejora de la transparencia en la cadena de suministro programática digital.

Cuando un anunciante de marca compra medios de forma programática, se basa en el hecho de que las URL que compra han sido vendidas legítimamente por esos editores. El problema es que hasta ahora no había manera de que un comprador confirmara quién es responsable de vender esas impresiones, y hay muchos escenarios diferentes en los que la URL pasada puede no ser una representación exacta de cuál es la impresión realmente o quién la está vendiendo.

Aunque cada impresión ya incluye información del editor del protocolo OpenRTB, incluyendo la URL de la página y el Publisher.ID, no hay ningún registro o información que confirme quién es el propietario de cada Publisher.ID, ni ninguna forma de confirmar la validez de la información enviada en la solicitud de oferta de RTB, dejando la puerta abierta a un inventario falsificado.

Inventario falsificado – se define aquí como una unidad de inventario procedente de un dominio, aplicación o vídeo que está intencionadamente mal etiquetado y puesta a la venta de un dominio, aplicación o vídeo diferente.
Crear un inventario falsificado tiene como motivación la venta de tráfico inválido (tráfico no humano automatizado, o tráfico humano incentivado o engañoso) escondiéndolo en el tráfico real. Sirve también para atraer precios más altos al etiquetar incorrectamente el inventario como inventario de marca y así eludir el contenido o las listas negras de dominios. O también se puede usar para capturar la inversión publicitaria restringida a los dominios de la lista blanca, entre otras cosas.

Tenga en cuenta que esta forma de «fraude de inventario» en la publicidad es independiente de cómo se genera el tráfico. Puede incluir potencialmente una combinación de tráfico bot automatizado (no humano) y tráfico real de usuarios humanos. También puede existir como una pequeña cantidad de inventario auténtico y válido mezclado con un inventario mal etiquetado.

Si estás mostrando anuncios en tu sitio web usando Infolinks, Google Adsense, AOL, DoubleClick o Ad Exchange, es recomendable agregar un archivo ads.txt a tu sitio web. Muchas otras plataformas publicitarias y software también soportan el archivo ads.txt o incluso lo requieren.

¿Cómo funciona ads.txt?

Ads.txt funciona creando un registro de acceso público de vendedores digitales autorizados para el inventario del editor que los compradores programáticos pueden indexar y referenciar si desean comprar inventario de vendedores autorizados.

  • En primer lugar, los editores participantes deben publicar su lista de vendedores autorizados en su dominio.
  • Los compradores programáticos pueden rastrear la web en busca de archivos ads.txt de los editores para crear una lista de vendedores autorizados para cada uno de los editores participantes.
  • A continuación, los compradores programáticos pueden crear un filtro para hacer coincidir su lista ads.txt con los datos proporcionados en la solicitud de oferta OpenRTB.

El archivo Ads.txt mejora la transparencia en la publicidad online, permitiendo a los editores declarar quién puede vender sus anuncios. Así es como funciona:

  • Si tu eres un anunciante y alguien te dice que puede mostrar tus anuncios en un sitio web en particular, puedes visitarlo y ver el archivo ads.txt de ese sitio web. Allí puedes comprobar si la empresa con la que estás trabajando puede vender espacio publicitario en ese sitio web en particular.

¿Dónde debe estar el archivo ads.txt?

El archivo ads.txt tiene que estar en el directorio raíz del dominio y accesible a través de www.dominio.com/ads.txt.

¿Cómo puedo añadir un archivo ads.txt desde WordPress?

En WordPress hay un plugin llamado ads.txt que permite crear el archivo ads.txt y añadirle líneas con todos los anunciantes permitidos:

 
 

Y una de las ventajas de ese plugin es que comprueba la sintaxis de las líneas introducidas y muestra cualquier error que detecte.

¿Cuánto tarda Google en detectar cambios en el archivo ads.txt?

El sistema de Google puede tardar hasta 24 horas en registrar los cambios en un archivo ads.txt o la eliminación del mismo.